Notas sobre el mercado laboral en Tenerife

Nuestra Historia y geografía marca nuestras diferencias.

Tenerife, muestra una distribución económica particular, dependiendo de factores, históricos, ortográficos, climatologícos, distribución de la propiedad y las inversiones entre otros.

Municipios y zonas de Tenerife.svg

En la isla, la economía se distribuye en 5 grandes áreas, que corresponde en parte a las comarcas naturales y los antiguos menceyatos aborígenes, (que guardan similar distribución a las comarcas Actuales).

Así tenemos las diferentes áreas: área metropolitana asociada a las actividades de los servicios: administrativas, educativos, sanitarios, comerciales de pequeño y gran comercio asociado al puerto el aeropuerto y los polígonos industriales en las zonas periféricas de Santa Cruz y La laguna, complementada con pequeñas fábricas en alimentación, y una recientemente e incipiente economía azul relacionada con el mar (turismo de cruceros, reparaciones navales…)

Las áreas Noreste y sureste se conforman como zonas utraperifericas de la área metropolitana y de las zonas turísticas del noroeste y suroeste de la isla.

En las ultraperiferias se conforman como pequeñas ciudades y pueblos dormitorios con una actividades agrícolas residual de auto consumo, con pequeños comercios y en algunos casos con pequeños polígonos industriales con naves de almacén y pequeña industria de apoyo a las áreas turísticas.

Encontramos en la isla dificultades de movilidad y percepción de la misma. Son las zonas turísticas las que presentan un mayor potencial de empleo al mismo tiempo que el grueso de la población residen en el área metropolitana y los pueblos adyacentes,(la población desempleada se encuentra en una zona y en empleo en otra), existiendo barreras para el empleo de la población de bajo nivel socio-económico, asociada a factores como a la movilidad, los idiomas, las competencias digitales y el acceso a la información. A menor nivel socio-económico mayor dificultad de movilidad y percepción de la misma.

Si estas en situación de desempleo, recuerda que en la zona sur y norte de la isla se genera empleo y que la movilidad, los idiomas y la percepción de estos factores, son una barrera en las que tendemos que trabajar para disolverás.

Por otro lado el tejido económico es cada vez más global y las empresas cumplen con más requisitos de calidad y salud laboral, por lo que sus trabajadores y trabajadoras deben y necesita formación básica y especifica en las diferentes ocupaciones. Si queremos ser personas trabajadoras empleables, tenemos que cumplir con una formación continua a lo largo de nuestra vida.

No podemos olvidar que los cambios sociales, económicas y del medio natural son cada vez más rápidos y que posiblemente nos encontraremos en breve con cambios en los modelos productivos de las islas, por lo que competencias profesionales como la apertura, la adaptación al cambio y las capacidades de aprendizajes son muy importantes.

Como personas trabajadoras y miembros de nuestra comunidad, es necesario que tengamos un buen conocimiento de nuestro entorno socio-económico, por lo que acudir a los servicios gratuitos de orientación, que tiene nuestra comunidad, puede se una gran ayuda. No queda otra, que subirnos al carro de la formación permanente a lo largo de nuestra vida.

Vamos a echarle un pensamiento a nuestro entorno laboral y a nuestra empleabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *